Reseña #135 - Baila, baila, baila de Haruki Murakami

En marzo de 1983, el joven protagonista de esta novela, redactor freelance todoterreno, después de pasar días sombríos, siente la necesidad de volver a ciertos escenarios de su vida para ajustar cuentas con el pasado. Viaja a Sapporo con la intención de alojarse en el Hotel Delfín, donde años atrás pasó una semana con una misteriosa mujer que, de manera inesperada, desapareció de su lado. A su llegada descubre que han derribado el hotel y que en su lugar se alza otro, moderno y lujoso, pero su estadía allí propicia la aparición de personajes envueltos en un aura de irrealidad: una bella recepcionista que ha vivido experiencias inverosímiles, una adolescente dotada de una aguda sensibilidad, o un antiguo compañero de colegio, ahora actor de éxito, que lo meterá en graves aprietos.


Hola Aladitos! Me embarque en esta lectura porque me llamo la atención, siempre quise leer a Murakami pero siempre lo posponía, hasta que encontré este libro de casualidad y me lo compre. Leí que es como una "secuela" que no llega a ser de "La caza del carnero salvaje", donde se repiten escenarios, temas y creo que personajes secundarios, pero yo vi compre este así que no me queda otra que leer después el primero (me mezcle pero se entiende). Sentí que me faltaba algo cuando leí, y supongo que puede ser el primer libro así que recomiendo que si pueden sigan la correlación aun que la historia es suficientemente autónoma como para entenderla.

El protagonista, sin nombre, es un adulto que para mi vuelve a ser joven, periodista freelance que se siente perdido, tiene un gran vació existencial y por varias circunstancias decide volver a un hotel en el que estuvo años atrás, el Hotel Delfin, en donde paso un tiempo agradable con una prostituta llamada artísticamente como Kiki. Aun que en su lugar han edificado otro hotel mas moderno y casualmente con el mismo nombre, pero acaba sintiéndose desorientado hasta que conoce a muchos personajes enigmáticos y fascinantes que acompañaran al protagonista en su viaje introspectivo.

La historia esta narrada en primera persona por el protagonista, nos cuenta desde como cocina hasta los colores de las baldosas, a veces es un poco desesperante porque tiene muchas repeticiones, y muchos datos insignificantes. El ambiente de los ´80 predomina en la música, los autos y la vestimenta. Hay muchas reflexiones sobre lo que es el ser humano, los cambios interiores y exteriores de la edad, básicamente hay reflexiones sobre todo.

Baila, baila, baila, no dejes de bailar, mientras no cese la música.


1 comentario:

Sof dijo...

Hola! De Murakami he leído menos de lo que me gustaría y tengo una gran lista de pendientes. Este es uno de ellos, así que gracias por reseñarlo ♥
Un besote!